Gatos y series, un clásico

Antes de nada, tengo que agradecer a CATCULTURE por hacerle un hueco a mi entrada en su blog. Soy Tania Lorenzo, de Keep calm and meow y os vengo a hablar de gatos de series.

En Catculture ya os hablaron de uno de los gatos más icónicos de las series de televisión de nuestra época: Smelly Cat de la inolvidable Friends. ¿Y qué mejor forma de empezar que con una serie coetánea a una de las mejores sitcom de la historia?

salem_from_sabrina_the_teenage_witch

¿Os suena? Estoy segura de que sí. Salem, el gato parlante de Sabrina, cosas de brujas, comenzó siendo poco más que un secundario pero al final con sus comentarios sarcásticos y su lado seductor, porque no olvidemos que antes de ser un gato había sido un Don Juan que se topó con la bruja equivocada; acabaron convirtiéndole en un personaje imprescindible.

tumblr_n4tqlzCULi1su9uo7o1_500

La presencia de felinos no es sólo algo de los 90, en las series actuales también tenemos. Por ejemplo, en la popular serie protagonizada Zoey Dechanel, New girl tenemos a Ferguson, el gato de Winston roba a su ex-novia después de romper y que avecina su transformación en una “loca de los gatos”.

WinstonCat1

Y hablando de rupturas y locas de los gatos, Marnie de Girls también decide adoptar a un gato después de romper con Charlie. ¿Quién necesita ahogar las penas en alcohol cuando tiene un gatito?

o-MARNIE-GIRLS-facebook
Y por supuesto que no podríamos irnos sin recordar otra canción épica para los seriéfilos. Estoy hablando de “soft kitty” (“lindo gatito” en español) la nana que la madre de Sheldon le cantaba cuando era pequeño y el remedio para todos los problemas.

Anuncios