Snoopy Babe, no es un peluche.

¿Puede ser verdad? ¿Obra de Photoshop? Pues no, obra de la genética, resultado del cruce de un gato persa y un americano de pelo corto. Y voilà, cara redonda y ojos como esferas. El resultado es Snoppy Babe, este gato residente en China, que aunque parezca de mentira no lo es, no es un peluche.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

En sus dos años de vida causa furor en Oriente y llega a Occidente para arrebatar el reinado a Grumpy Cat, Lil Bub y quien más se ponga por delante. Su aspecto inocente y encantador hace que a muchos se les caiga la baba y es normal, no todos los días se ve un gato tan particular. Bien lo sabe Miss Ning, su dueña que se ha encargado de realizar un amplio despliegue por todas las redes sociales posibles.

Casi 220000 seguidores en Instagram desde su debut en 2012. 275000 seguidores en Weibo (una red social china similar a twitter) y más discretamente también tiene Facebook. No es raro ver a Snoopy luciendo collares y outfits, lo que le convierte probablemente en uno de los gatos más trendy de la Red. Su potencial está claro y  gana seguidores a la velocidad de la luz, ¿deberían preocuparse Grumpy Cat o Lil Bub? Por si acaso, que tiemblen.

Anuncios