Jango el gato bengalí

La nueva estrella de Instagram no es conocida por ser rica o estar de mal humor. Atrae a sus seguidores por su especial pelaje. Jango es un gato bengalí: un cruce entre leopardo asiático (25%) y gato casero (75%) que vive en Canadá. Esta curiosa raza acerca todavía más al gato a sus orígenes salvajes, porque, ¿quién no querría tener un poco de selva en casa?

 photo jango5.jpg

Sigue leyendo

Anuncios

Maru, el gato obsesionado con las cajas

Maru es una de las celebrities gatunas más conocidas en la red. Especialmente en su canal de Youtube, donde acumula alrededor de 120 millones de visitas. ¿Su peculiaridad? Que le encanta meterse en cajas de cartón.

maru the cat Sigue leyendo

Colonel Meow, el gato para dominarlos a todos

Si creíamos haberlo visto todo, aquí llega Colonel Meow, el rey de la manada. Este felino con aires majestuosos y solemnes es una de las celebridades gatunas del momento. Y el motivo es bastante obvio: su pelaje de 23 centímetros de largo y su gesto de superioridad. Como su propio nombre indica, es el coronel felino por excelencia.

colonel meow 1

Sigue leyendo

Pusheen ese gatito de Facebook

Si eres lector de CAT CULTURE, será por algo. Si eres como nosotros, seguro que no puedes parar de usar los stickers de los mensajes privados de Facebook de un gatito muy gordito y blandito que no para de moverse adorablemente. Las posibilidades son múltiples, pero siempre es encantador: contento, triste, al ordenador, durmiendo, enamorado, comiendo, amasando pan, como DJ, pianista, lector, escritor, unicornio… Ese gato se llama Pusheen y su historia no se queda en un simple sticker.

 photo tumblr_m5nsw4JgdS1qz82wc.gif

Sigue leyendo

El nuevo meme lleva medias

Hace unos meses los usuarios chinos de las redes sociales, que ya sabemos todos que son muy dados a ser los primeros en todo, decidieron que era una gran idea ponerles medias a sus perros. Y así nació Gou gou chuan siwa (狗狗穿丝袜). Perros llevando medias. Y se convirtió en el meme oficial de mayo. Creó una gran polémica alrededor del mundo, primero por su originalidad (tenemos muchos trajecitos para perros sí, ¿pero quién se había atrevido a ponerles medias antes?), más tarde por su éxito (sobre todo en Weibo, el Twitter chino) y finalmente por su controversia. Dentro de esta controversia había los asombrados ante tal fenómeno, los que lo consideraban la mayor pérdida de tiempo del mundo, los repulsivos a los que les daba grima ver a perros con piernas tan largas y tacones, y por último, los indignados. Muchos defensores de los animales reclamaron que ¿humanizar/travestir? a los perros, para más tarde exhibirlos en las redes sociales, era considerado tortura animal.

Sigue leyendo