Gatos y series, un clásico

Antes de nada, tengo que agradecer a CATCULTURE por hacerle un hueco a mi entrada en su blog. Soy Tania Lorenzo, de Keep calm and meow y os vengo a hablar de gatos de series.

En Catculture ya os hablaron de uno de los gatos más icónicos de las series de televisión de nuestra época: Smelly Cat de la inolvidable Friends. ¿Y qué mejor forma de empezar que con una serie coetánea a una de las mejores sitcom de la historia?

salem_from_sabrina_the_teenage_witch

¿Os suena? Estoy segura de que sí. Salem, el gato parlante de Sabrina, cosas de brujas, comenzó siendo poco más que un secundario pero al final con sus comentarios sarcásticos y su lado seductor, porque no olvidemos que antes de ser un gato había sido un Don Juan que se topó con la bruja equivocada; acabaron convirtiéndole en un personaje imprescindible.

tumblr_n4tqlzCULi1su9uo7o1_500

La presencia de felinos no es sólo algo de los 90, en las series actuales también tenemos. Por ejemplo, en la popular serie protagonizada Zoey Dechanel, New girl tenemos a Ferguson, el gato de Winston roba a su ex-novia después de romper y que avecina su transformación en una “loca de los gatos”.

WinstonCat1

Y hablando de rupturas y locas de los gatos, Marnie de Girls también decide adoptar a un gato después de romper con Charlie. ¿Quién necesita ahogar las penas en alcohol cuando tiene un gatito?

o-MARNIE-GIRLS-facebook
Y por supuesto que no podríamos irnos sin recordar otra canción épica para los seriéfilos. Estoy hablando de “soft kitty” (“lindo gatito” en español) la nana que la madre de Sheldon le cantaba cuando era pequeño y el remedio para todos los problemas.

Anuncios

El origen del meme: I was supposed to pick up Carl

Seguro que todos habéis visto este meme circulando por Internet. Y  os habéis reído. La verdad es que tiene su gracia ver a un gato vestido de hombre, desayunando con un periódico, dándose cuenta de que tenía que haber recogido a Carl. Un humor  muy básico pero que oye, es el nuestro.

 

f7fa9b0b9f127ba2a6340bfb7249a75ed2ccde0d706f58ac8ecb8cd3278201b4

 

Sigue leyendo

Si Houdini levantara cabeza, adoptaría a Chamallow el gato escapista

Hace unas semanas abríamos el debate ¿es tu gato un completo imbécil?. Son muchos los gatos que precisamente llaman la atención por su falta de luces. Las continuas caídas, el perder la cabeza persiguiendo un punto de luz, tirarse por ventanas. Ya sabéis.

Hoy traemos la excepción a la regla. El gato mago. El magato. Chamallow es un gato que vive en una clínica veterinaria de Marsella. A los trabajadores de la clínica empezó a volverlos locos el hecho de que todas las noches encerraban a Chamallow en su jaula, y por la mañana siempre les recibía a la puerta de la clínica. Una noche decidieron grabarle y… voilà. Descubrieron el don de Chamallow: abrir cerraduras. Después le pusieron a prueba un par de veces más, lo colgaron en Youtube y sí. Ya conocéis la historia. Más de un millón de visitas.

Ha nacido una estrella del escapismo. Y solo tiene 18 dedos.

Oda al Gato – Pablo Neruda

ODA AL GATO

Pablo Neruda


tumblr_n26hpddBod1tuefn0o1_500

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Los animales fueron
imperfectos,
largos de cola, tristes
de cabeza.
Poco a poco se fueron
componiendo,
haciéndose paisaje,
adquiriendo lunares, gracia, vuelo.
El gato,
sólo el gato
apareció completo
y orgulloso:
nació completamente terminado,
camina solo y sabe lo que quiere.

El hombre quiere ser pescado y pájaro,
la serpiente quisiera tener alas,
el perro es un león desorientado,
el ingeniero quiere ser poeta,
la mosca estudia para golondrina,
el poeta trata de imitar la mosca,
pero el gato
quiere ser sólo gato
y todo gato es gato
desde bigote a cola,
desde presentimiento a rata viva,
desde la noche hasta sus ojos de oro.

No hay unidad
como él,
no tienen
la luna ni la flor
tal contextura:
es una sola cosa
como el sol o el topacio,
y la elástica línea en su contorno
firme y sutil es como
la línea de la proa de una nave.
Sus ojos amarillos
dejaron una sola
ranura
para echar las monedas de la noche.

Oh pequeño
emperador sin orbe,
conquistador sin patria,
mínimo tigre de salón, nupcial
sultán del cielo
de las tejas eróticas,
el viento del amor
en la intemperie
reclamas
cuando pasas
y posas
cuatro pies delicados
en el suelo,
oliendo,
desconfiando
de todo lo terrestre,
porque todo
es inmundo
para el inmaculado pie del gato.

Oh fiera independiente
de la casa, arrogante
vestigio de la noche,
perezoso, gimnástico
y ajeno,
profundísimo gato,
policía secreta
de las habitaciones,
insignia
de un
desaparecido terciopelo,
seguramente no hay
enigma
en tu manera,
tal vez no eres misterio,
todo el mundo te sabe y perteneces
al habitante menos misterioso,
tal vez todos lo creen,
todos se creen dueños,
propietarios, tíos
de gatos, compañeros,
colegas,
discípulos o amigos
de su gato.

Yo no.
Yo no suscribo.
Yo no conozco al gato.
Todo lo sé, la vida y su archipiélago,
el mar y la ciudad incalculable,
la botánica,
el gineceo con sus extravíos,
el por y el menos de la matemática,
los embudos volcánicos del mundo,
la cáscara irreal del cocodrilo,
la bondad ignorada del bombero,
el atavismo azul del sacerdote,
pero no puedo descifrar un gato.
Mi razón resbaló en su indiferencia,
sus ojos tienen números de oro.

 

tumblr_n26a8l8Mgv1qh166qo1_500

 

A propósito del gato Ulises

Estamos en época de entregas de premios, de ir al cine con ofertas que no llegan a los 4€, de grandes directores, actores, alfombras rojas. Y hay algo que ha destacado sobre toda esta parafernalia. Un gato.

0275ea696

El gato de la película A propósito de Llewyn Davis (Inside Llewyn Davis). O gatos, como prefiráis considerarlos aquellos que habéis visto la película. Aunque yo prefiero mantenerlo todo en un ente: el gato Ulises. Ulises acompaña de forma accidental al protagonista de la cinta, Llewyn Davis (interpretado por Oscar Isaac) en su viaje por levantar su carrera como músico folk. Comparte escena con Carey Mulligan y oficialmente es propiedad de la entrañable pareja de los Gorfein. Viaja en un coche con Garrett Hedlund y John Goodman como un pasajero más.

Sigue leyendo

2013, el año de la cultura pop gatuna

Hemos cerrado oficialmente el año de la cultura pop de los gatos. CAT CULTURE nació en septiembre para dar cabida y mostrar que de verdad hay un fenómeno en torno a los gatos en Internet. Y hemos probado que no es solo en Internet, esta tendencia ha dado el paso al mundo real.

En este 2013 se estrenó la película Lil Bub & Friendz que explicaba la cultura pop gatuna mejor que nadie. En Madrid se abrió La Gatoteca, el primer cat café de España. Asistimos al I Cat Film Festival español. Hemos dado a conocer a nuestras celebrities gatunas favoritas, como son Lil Bub, Grumpy Cat, Maru, Colonel Meow o Keyboard Cat. Se ha creado una red social solo para gatos llamada Catmoji. Incluso cursos de idiomas en las que son los gatos los que ayudan a aprender inglés. Nació y entrevistamos a la editorial de álbumes ilustrados especializada en libros de gatos, Lata de Sal. Informamos del cierre de la mítica Tapicerías Peña en Madrid.

Y esto es solo una pequeña muestra de lo que 2013 ha significado en el imaginario de la nueva generación de gatos y lo que ello representa. Miramos a 2014 con ánimo de afianzar el contenido de CAT CULTURE, fidelizar a nuestros seguidores y aparecer en las visitas diarias de muchos amantes de los gatos que todavía no nos conocen.

Os dejamos con unos divertidos propósitos de año nuevo gatunos, de Buzzfeed y Parade. ¿El primer propósito? “No volveré a andar por el teclado de mi humano mientras escribe”. Sí, claro.

tumblr_myhcy9I2qI1sedjuto1_1280

¡Y FELIZ 2014!