¿Qué es eso del CATADVERTISING?

Los gatos han sido efectivos en su particular conquista de la red y de la vida social, tal como Colón conquisto las Américas, a veces, con violencia incluida. No obstante, sí es cierto que hay ámbitos en los que estos no han tenido a penas protagonismo.

catvertising

Hablamos de la publicidad en televisión. Esa caja de grandes audiencias, lo que explica que las tendencias se propagan libremente a campo abierto a través de ella, pero que no ha sido tomada por los gatos tal como la red. Probablemente se explique porque la televisión es un medio que viene de arriba hacia abajo, mientras que Internet es un medio más bien horizontal, con gran parte de la producción hecha desde abajo cuyo target final son aquellos que lo crean y sus similares.

Una tarde, viendo unos cuantos anuncios me sorprendió gratamente un gato encuadrado en pantalla que tomaba el protagonismo del anuncio.  Se trata de un anuncio de El PAÍS sobre la promoción que está llevando a cabo “Los grandes éxitos del musical”. Su protagonista era un gato que era elevado cual Simba siendo enseñado ante los habitantes de la selva tras su nacimiento, en la película de El Rey León. Este acto venía a propósito de la promoción de compactos musicales que se estrenaba con el musical del citado El Rey León.

Es evidente que este hecho me impacto, de otra manera, ahora este texto no tendría ningún sentido. Un gato en un anuncio llamó mi atención lo suficiente como para ponerme a investigar sobre los mismos. Ante todo, no me encuentro en la posición de afirmar que no salen gatos en la televisión, ni en las ficciones publicitarias emitidas a través de ésta. Tampoco me encuentro en la situación de decir que los gatos no han sido usados en campañas publicitarias como parte de su estrategia. No obstante, no percibo que el gato sea un reclamo en la publicidad que se realiza para televisión en nuestro país.

Por el contrario, pensemos en perros, en su dimensión más cercana a la cultura popular, pues en la publicidad para televisión no es baladí. Rastreator es un perro-detective que sigue las huellas a través de la Red para ofrecernos los seguros más baratos. Pancho es un perro que tras ganar la lotería se va de vacaciones sin su dueño, se muda a vivir a su mansión, etc. Está clara la vinculación del perro con la forma que tiene la sociedad de entenderse a sí misma.

Si esta disertación nos conduce a algo es que el gato como texto cultural tiene mayor peso en las pantallas interactivas que en las que no son así. También es una reflexión hacia lo que podría ser una oportunidad. Pero eso es algo que debemos dejar a las empresas creativas, son ellas quienes tendrán o no sus motivos.

Sin intención de tratar de convencer a quienes crean esos anuncios, a propósito de esta idea descubrí una agencia con una visión muy interesante, que  pone nombre a esta oportunidad: catadveritsing.

La agencia canadiense John St. trae consigo una nueva idea aparentemente ineficaz y que promete capitalizar a través del concepto catvertising. Bien, este vídeo no es verídico, si bien presenta a la agencia John St., que realmente existe, el contenido no es más que una campaña sobre su propia agencia. La idea,  lejos de ser descabellada, es muy interesante ante la eclosión del fenómeno gato, incluso es real en ciertos países donde los gatos sí han tomado, en términos coherentes, los televisores.

P.D. Por cierto, el mencionado anuncio de EL PAÍS ha sido imposible de encontrar en la red. Nos tendremos que valer de nuestra imaginación.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s