El iPad no es solo para humanos

Hartos de solo ser los protagonistas dentro de los aparatos tecnológicos, en Youtube, Vine o Instagram, los gatos han dicho: basta. Ellos también quieren tener sus gadgets. Los juegos de iPad y tablet para gatos es el nuevo must-have de los juguetes felinos. La pelota, los rascadores y los ratones de esparto son muy 2009. Y nuestros gatos siempre están a la última, ya lo sabéis.

 photo ht_friskies_cat_ipad_game_lt_120312_wblog_zps73aceceb.jpg

Foto: ABC News

Son numerosos los juegos que ya se pueden descargar en la AppStore para nuestros gatos. Pueden ser solo para ellos, o para competir entre amo y mascota. La mayoría de estos juegos se basan en el instinto depredador del  gato, y confían en su agilidad para capturar aquello que dance por la pantalla: peces, luces, pájaros… Uno de sus principales impulsores es la marca de comida para mascotas Friskies. En su página web se pueden descargar todas las aplicaciones que ha ideado hasta el momento, un total de 8. Curioso que por ejemplo en You vs Cat, el juego diseñado para que puedan jugar los gatos y sus dueños, el líder indiscutible sea el gato. 31 millones de partidas ganadas frente a 21 millones victorias humanas, en el momento en el que se redactaba esta noticia.

Una de las preguntas que seguro os estaréis haciendo es… ¿es seguro para mi iPad, mi último capricho, que mi gato juegue con él? Friskies dice que sí. Según los estudios llevados a cabo por la empresa, aunque las garras de los felinos puedan hacernos daño a los humanos y a nuestros muebles, la pantalla del iPad permanece intacta. Irónicamente, lo que si puede romper es ese plástico que muchos utilizan, llamado “protector de pantalla”. Paradojas de la vida.

Sin embargo no todo es tan bonito como parece. Desde el diario el País numerosos expertos coinciden en que estos juegos, básicamente, no sirven para nada. Según varios veterinarios, estos juegos no son recomendables. La naturaleza depredadora del felino le impulsa a cazar. El juego al principio genera interés porque es una nueva presa. Sin embargo pasados los dos o tres minutos iniciales, el gato pierde interés. Entiende entonces que el objetivo es inalcanzable y desiste. Pasó lo mismo con los punteros láser que se pusieron de moda hace unos años para paliar la obesidad en los gatos, que al principio saltaban emocionados pero al ver que no era una presa real dejaban de intentarlo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s